Tres experiencias auténticas para vivir en Yucatán.

254 Views 0 Comment

Con Catherwood Travels las posibilidades son inagotables; creamos planes de viaje que enriquecen tu visión del mundo, momentos que lo incluyen todo, belleza, aprendizaje y diversión para los viajeros más afortunados. Permítenos crear espacios para encontrarte contigo mismo a través de experiencias únicas, aquí tres ejemplos:

1.- Yaxunah: Inmersión en la Cultura Maya Viva.

Yaxunah es una pequeña comunidad localizada en el pueblo de Yaxcabá dentro de la Península de Yucatán, una oportunidad de adentrarse en una cultura maya viva. Seremos recibidos en casa de los anfitriones de la localidad para participar en 3 actividades.

La primera es la inmersión al maíz, una excelente ocasión para conocer las milpas sustentables, uno de los proyectos más actuales de la Fundación Haciendas del Mundo Maya para conservar la biodiversidad del maíz criollo, donde aprenderemos de los procesos tradicionales de cultivo. Seguido de una demostración de la preparación bebidas que se pueden obtener a partir de desgranar el maíz, como el atole, el pinole y el pozole.

Para la segunda actividad formaremos parte de la elaboración de la típica cochinita pibil ayudando a preparar el tradicional «recado rojo» que no es más que la mezcla de especias que le dan sabor al platillo usando las piedras del metate y el metlapil, para posteriormente degustarla durante el almuerzo.

Finalmente, para la tercera actividad visitaremos los talleres de cuerno de toro y hamaca que existen en la comunidad. En el primer taller- se invita al viajero a tallar y trabajar con el cuerno en la máquina para que pueda crear su propia pieza artesanal, se muestran los procesos de corte y pulido a mano para hacer accesorios de joyería, adornos únicos, hasta pequeñas piezas de utensilios para la mesa. En el segundo taller- las mujeres de la comunidad nos muestran las técnicas para producir las hamacas de algodón adornadas con crochet de colores. El viajero participa en el urdido de hamacas desde el bastidor tradicional.

2.- Bucear en un cenote privado.

Casi en su totalidad, la Península de Yucatán es ideal para explorar cuevas, cenotes, y ojos de agua, esta particularidad de Yucatán la hace muy atractiva para quienes practican el espeleobuceo; una actividad deportiva que se enfoca en la exploración y estudio de cavernas inundadas, cuevas y cenotes, es una práctica que requiere disciplina y conocimiento; sin embargo, explorar el inframundo de los mayas, largamente oculto por aguas subterráneas no sólo un privilegio, es una aventura extraordinaria que atesorarás para siempre.

La inmersión se realiza de acuerdo con el nivel del buzo, con un estricto apego a las medidas de seguridad que harán de esta una aventura placentera e inolvidable. Se pueden hacer una o varias inmersiones, visitar más de un cenote o conocer los cenotes privados utilizados en exclusiva por viajeros Catherwood, Xocempich y Xchen. La actividad se realiza en compañía de expertos que te ayudarán a que todo resulte perfecto.

3.- Recetas típicas en una antigua hacienda.

La experiencia de descubrir los sorprendentes sabores, ingredientes y platillos locales se entrelazan con historias, el viajero se sienta a la mesa y así inicia la aventura de explorar la tradición culinaria de Yucatán. Sabores ancestrales de los mayas enriquecidos con los sabores coloniales.

Vive la experiencia extraordinaria de aprender cocina yucateca, desde una introducción a los frutos y vegetales regionales, técnicas culinarias tradicionales, hasta aprender a preparar suculentos platillos de especialidad como la Cochinita Pibil.

Hacienda Tekik de Reil ha sido cuidadosamente restaurada y es ideal para una clase inolvidable, su amplia y hermosa cocina, así como sus exuberantes jardines hacen de este lugar un espacio perfecto para una experiencia única, no sólo por el placer de aprender cocina yucateca tradicional sino por entrar en contacto con el arte de saber vivir al estilo yucateco.