Cenotes: La entrada al inframundo de los mayas.

285 Views 0 Comment

Los mayas, desde el principio de su civilización en Yucatán, consideraron los cenotes como lugares del nacimiento de la vida, contenedores de agua virgen y punto de origen de linajes. Estas formaciones geológicas únicas desempeñaron un papel determinante en el desarrollo de la civilización maya, grandes asentamientos de esta cultura se formaron en torno a los cenotes. Conocer un cenote en Yucatán es una de las experiencias más auténticas que se puede vivir en esta tierra, déjanos contarte un poco más en nuestro blog.

Los cenotes, o ts’onot como le conocían los mayas, han permitido desentrañar y conocer el pensamiento religioso maya, y con ello han hecho posible que lo profundo de sus creencias cobren sentido, sin perder el misterio que los envuelve. Los cenotes fueron para los mayas los principales proveedores de «Zuhuy Ha» (agua sagrada), oráculos, sitios de relajación y sanación, las moradas de los dioses y los lugares de sacrificio y ofrenda. De dichos usos, los sacrificios fueron considerados los más importantes, ya que con ellos otorgaban el don de la sangre a los dioses para asegurarse de que éstos les proveyeran con alimentos, vida, fortaleza y virtudes.

Catherwood Travels te ofrece la oportunidad de sumergirte en completa intimidad en las aguas sagradas de los cenotes Xocempich y Xchen, propiedades privadas a las que únicamente tienen acceso los Catherwood Traveles. Estos destinos se encuentran estratégicamente ubicados, el primero cerca de Chichén Itzá y el segundo cerca de Ek Balam.

El Cenote Xocempich está situado en un entorno exuberante y sereno. Llegar a este mágico lugar requiere caminar por varios tramos de escalones. Una vez que llegues a la parte inferior se encuentra un magnífico escenario que te transportará lejos de la vida cotidiana; literalmente a otro mundo, aquí puedes nadar mientras disfrutas de la vista de las raíces colgantes, plantas tropicales y el silencio.

Otra magnifica opción para relajarte es el hermoso Cenote Xchen, la entrada se encuentra protegida por hermosos arboles con cientos de años de vida, al descender por una escalera de caracol podrás admirar sus estalactitas y los juegos de luz y sombra que se crean por las escasas entradas de luz. El agua es muy refrescante y gracias a las largas enredaderas que descienden del cielo, si miras hacia arriba verás que te encuentras en un paraíso privado rodeado únicamente por naturaleza.

Estos espacios emanan magia, como espejismo desde los confines más profundos de la tierra, en forma de agua cristalina. Son sitios fértiles, no sólo por su flora y su fauna, sino también por su cualidad de hacer crecer en nosotros las profundas raíces de nuestros antepasados, sus creencias y su mitología.