Zonas arqueológicas en el sureste de México que no conocías

297 Views 0 Comment

Al sur de México existen múltiples zonas arqueológicas habilitadas, de las cuales las más conocidas son Chichén Itzá, Uxmal, Tulum, Ek Balam y Dzibilchaltún… Pero hoy queremos contarte sobre otras menos conocidas, pero de igual forma hermosas, complejas e interesantes; después de todo en Catherwood Travels nuestra especialidad es llevar al viajero fuera de las rutas convencionales y ponerlo en contacto con lugares que están al alcance de los más afortunados.

Oxkintok

Su nombre es una palabra maya compuesta por las palabras ox (tres), kin (sol) y tok (pedernal), es decir: «Tres soles de piedra». Este sitio no es el más conocido en la península, pero es uno de los asentamientos mayas más importantes y que estuvieron ocupados por más tiempo de Yucatán.

Oxkintok es conocido por la antigüedad de sus inscripciones calendáricas, ya que son de las más antiguas conocidas en Yucatán; así como por sus columnas de piedra de diseño antropomórfico, las estelas, y especialmente por la estructura más popular en el sitio, el Satunsat, también conocido como «laberinto», construido para replicar un complejo de cuevas. No hay una teoría real sobre para qué fue construido, aunque la mayoría de los pozos de ventilación se alinean con posiciones específicas del sol, por lo que tal vez se usó con fines religiosos.

Jaina

Se localiza en una isla en la costa norte de Campeche, este centro ceremonial se llama “ja” que significa agua y “na” que significa casa, lo que se traduce en “Casa en el agua”. Lo más relevante de Jaina son sus figurillas hechas con barro cuya finalidad era acompañar a los difuntos durante su tránsito al más allá. Realizadas de forma minuciosa y delicada; su gran realismo nos muestra un retrato fiel de la indumentaria, de los rasgos y símbolos de una sociedad.

Algunos investigadores han realizado clasificaciones de estas figurillas, por ejemplo, la clasificación que hace Miller (1975) quién revisó cerca de 300 de éstas figuras y las dividió en tres tipos: el primero relacionado con los gestos o expresiones; el segundo de acuerdo a las características de la vestimenta, y por último, el tercer tipo corresponde a representaciones de flores de tallo largo de donde emerge un personaje.

Kiuic

Fue una importante ciudad maya del Periodo Clásico ubicada a 8 km. al sureste de Labná, en el área Puuc de Yucatán; se trata de uno de los sitios de ocupación más antigua en el área, según se advierte por los fragmentos de cerámica encontrados que datan del Preclásico Medio (1200-400 a.C.)

El sitio está integrado por numerosos grupos arquitectónicos, entre los que destacan el Yaxché (el grupo de arquitectura cívica más temprana del sitio), el Chulul, el Balché, el Nicté, el Kuché, el Pixoy, el On, el Chacah y el Grupo de la Escalera al Cielo, así como el magnífico Edificio de los Diamantes, ilustrado por Frederick Catherwood en 1840 y que se publicó en el libro “Incidentes de Viaje en Yucatán”.

Sayil

Se localiza a 33 km al sureste de Uxmal, su nombre literalmente significa “Lugar de las hormigas arrieras”. Construida en un largo valle, rodeado por bajas colinas, a veces algo escarpadas. La localidad presenta una difícil perspectiva para la vida humana, debido a la completa ausencia de agua en la superficie. Por esto mismo, los mayas construyeron gran cantidad de depósitos o cisternas subterráneas, conocidas como chultunes, a fin de capturar y almacenar el agua de lluvia.

Sus construcciones son muchas y muy variadas, desde palacios con 99 habitaciones y techos de piedra; hasta casas pequeñas para familias pequeñas. Las viviendas se encuentran segmentadas en cinco grupos, algunos ubicados en el norte, otros en el centro, otros más en el sur, y algunos más en el noroeste y suroeste; algunas de piedra y mampostería y otras más de palma y palos.