48 horas en Mérida, Yucatán.

310 Views 0 Comment

El tiempo es relativo, puede parecer más lento o rápido en un lugar que en otro, para ciertas actividades que otras, para una persona que para otra… Pero sí de algo estamos seguros es que estar 48 horas en Mérida no será tiempo suficiente para poder conocer todas las joyas que esconde, pero prepárate, en los siguientes párrafos te haremos algunas recomendaciones para gozar de ella en un fin de semana lleno de historia, sabores, colores y aventura.

Día 1: Por la mañana

Empieza el día recorriendo el centro histórico de Mérida, piérdete en sus calles que albergan una belleza de otro tiempo con edificios que datan de la época colonial. Alrededor de La Plaza Grande podrás encontrar interesantes edificios como La Casa de Montejo, cuya fachada se conserva intacta desde 1549. Admirar su impresionante entrada será mucho más fascinante en compañía de nuestros guías expertos que podrán contarte el significado de los diferentes elementos que la componen. Aquí también podrás admirar la Catedral de Yucatán, la primera catedral levantada en América continental, así como el Palacio de Gobierno con hermosas pinturas murales del distinguido pintor yucateco Fernando Castro Pacheco. Todo esto se encuentra únicamente en el primer cuadro de la ciudad, al recorrerlo también podrás ver artesanías y parte de la vida cotidiana del lugar.

Día 1: Por la tarde

En el centro histórico de Mérida podrás encontrar una amplia oferta gastronómica, desde restaurantes de comida típica yucateca hasta restaurantes italianos o especializados en carnes, además de opciones mexicanas como comida oaxaqueña, del centro y sur del país. Después de recorrer caminando el centro querrás sentarte a la sombra, tomarte algo frío y tener una exquisita comida, en Catherwood Travels podemos recomendarte opciones de acuerdo con tus gustos y antojos, para tener un almuerzo perfecto. Después, para bajar la panza, puedes continuar caminando por las calles del centro de Mérida donde encontrarás museos, galerías, tiendas de artesanías e incluso podemos llevarte a los talleres privados de artistas que aman platicar sobre su obra con nuestros invitados. Otra opción es relajarte con un masaje o un spa, podríamos recomendarte algunos en la zona.

Día 1: Por la noche

Es hora de alejarnos del centro, pero sólo unos kilómetros, para recorrer el Paseo de Montejo, cuyo diseño está inspirado en el de los bulevares franceses, flanqueado por grandes árboles, cuenta con un camellón y numerosas glorietas. A ambos lados de esta avenida se construyeron hermosas mansiones. Nosotros te recomendamos recorrerlo de noche, porque es más fresco, y la iluminación da un aspecto especial a los edificios. En esta avenida podrás encontrar exquisitos restaurantes, lugares para bailar, galerías de arte, etc. Una de las recomendaciones más populares al visitarlo, es no perderte un tradicional helado de la Sorbetería Colón, uno de los establecimientos más tradicionales de la zona y de la ciudad.

Día 2: Por la mañana

Después de recorrer el centro de Mérida te recomendamos aventurarte un poco por los alrededores, hay una interesante zona arqueológica que se encuentra a sólo 12 minutos de la ciudad, Dzibilchaltún, nuestro equipo de arqueólogos expertos podrá mostrarte el sitio mejor que nadie para conocer su magnitud y secretos ocultos. Su edificio principal es “La Casa de las 7 Muñecas” que, en los equinoccios es visitado por cientos de personas que acuden al sitio para observar el sol a través de las puertas este y oeste; además aquí podrás encontrar un hermoso cenote llamado Xlacah, sí nunca te has bañado en uno, no pierdas la oportunidad, será una refrescante aventura.

Día 2: Por la tarde

Una vez en Dzibilchaltún nos encontramos a sólo 20 minutos de la playa más cercana a Mérida, Puerto Progreso, podemos recomendarte esta, o alguna otra de las más inmediatas a la ciudad, para clavar tus pies en la arena bajo una palapa y disfrutar de un exquisito almuerzo con un tropical paraíso de escenario. Después puedes relajarte en un camastro y tomar unos cócteles, o bien pasear por el Malecón de Progreso. Te recomendamos quedarte hasta el atardecer para ver los colores del cielo volverse mágicos y fundirse con el mar, hasta que se hace la noche.

Día 2: Por la noche

Tu tiempo en Yucatán ya casi termina, alrededor de toda la ciudad existen diversos restaurantes, desde comida japonesa hasta alemana, belga y un verdaderamente amplio etcétera. Te recomendamos cerrar tu visita a Mérida con una exquisita cena en alguno de ellos, una vez más será para nosotros recomendarte alguno que cumpla con tus gustos particulares y antojos del momento.